¿Cómo es el estilo minimalista y qué prendas usar?

¿Cómo es el estilo minimalista y qué prendas usar?

Mezcla la asimetría, el volumen y la simplicidad en tu outfit

Comienza la segunda década del siglo y la mentalidad comienza a transformarse. Mientras la excentricidad se vuelve banal, nuestro ser busca adentrarse a un estilo minimalista. Si te gusta este Al hablar de estilo, enloquecemos con las tendencias mediáticas y no tomamos en cuenta si en verdad utilizaremos el producto o durante cuánto tiempo lo vestiremos. Un estudio realizado por la compañía de datos Kantar, especifica que las personas fashionistas —especialmente mujeres— destinan más del 50% de los ingresos para vestimenta, y consumen mínimo 20 prendas cada seis meses. Recuerda que las situaciones cambian y las necesidades también. La crisis económica mundial, la contaminación de los recursos naturales, entre otros fenómenos, nos orillan a reducir el consumo de productos, especialmente las prendas que vestimos. Pero el panorama no es tan negativo, tiene sus ventajas: podrás ahorrar algo de dinero con un estilo minimalista que siempre estará en boga.

¿Qué es el minimalismo?

Conocer más sobre este término y su trasfondo, te ayudará a adoptar un estilo minimalista en tu vestimenta. Además, te servirá de referencia para elegir diferentes tipos de prendas y sabrás cómo ir más allá de la tendencia, al crear conjuntos sólidos al igual que una stylist. El minimalismo, o minimal art es un movimiento artístico que surgió en la década de los 60. La filosofía consiste en reducir el consumo de materiales, colores, formas y otros recursos visuales al máximo. De hecho, se opone al pop art, en el cual la excentricidad, el consumismo y el uso de paletas policromáticas son esenciales. Aunque suene paradójico, el movimiento minimal comenzó en Nueva York, Estados Unidos y lo planteó Richard Wollheim. El estilo minimalista se centra en la simplicidad; tiene un enfoque purista de los objetos. Los aspectos decorativos carecen de valor y lo que en verdad significa es que el diseño sea funcional para quien lo usa y, sobre todo, que perdure a lo largo del tiempo.

¿Cómo integrar el minimalismo a tu outfit?

En ocasiones, es difícil establecer nuestro propio estilo minimalista, debido al uso de prendas básicas que suelen ser muy similares a todas las demás. Por lo tanto, el horror vacui o miedo al vacío se entromete e iniciamos la búsqueda de ropa llamativa que refuerce nuestra identidad. Si quieres comenzar a vestirte con el estilo minimalista, entonces sólo tienes que seguir estas tres características importantes. ¿Estás lista? ¡Comencemos!
  • Materiales: reducir el consumo de prendas está relacionado con la calidad de lo que compras. Por eso, separa todas las piezas hechas de materiales resistentes, por ejemplo, piel, gabardina, mezclilla, lana, cashmere, lino, así como ropa que tenga el mayor porcentaje de algodón. Te aseguramos que estos materiales siempre estarán en tendencia.
  • Formas: el minimalismo se caracteriza por el constante uso de figuras geométricas, especialmente cuadrados, rectángulos y triángulos. El patronaje de las prendas siguen estas normas, pero hay ligeras variaciones según los contextos, por ejemplo, en los últimos años, la ropa skinny dejó de ser tendencia para ser sustituida por el oversize. No obstante, hay piezas simples que nunca pasan de moda, como los pantalones, vestidos y las faldas con formas rectas. También puedes agregar otros tipos de falda, ya sea las de línea A, lápiz o mini.
  • Colores: generalmente, el estilo minimalista tiene una paleta de colores limitada, ya a que el negro y blanco son los elementos principales. Por otra parte, puedes utilizar piezas con colores menos saturados, como el gris, marrón o beige. También el verde olivo o guinda es una opción, si te quieres ver un poco más rebelde.
Sabemos que cuesta trabajo adaptarse a este movimiento, pero no te preocupes; hay una frase —que seguro conoces— del diseñador Mies van der Rohe que dice, “menos es más”. Céntrate en este lema cada vez que elijas un atuendo y, lo más importante, ¡hay que reducir el consumo de prendas!
Por Yoel Ynurrigarro
  |